Unison entrevista a Marisa Gandelman, CEO de IANAH Empreendimentos Culturais e Artisticos

Marisa Gandelman, abogada especializada en Derecho de Autor, Maestra y Doctora en Relaciones Internacionales, inició su vida profesional como pianista y profesora de música. Posteriormente se licenció en Derecho, fue Profesora en la PUC-Rio en el curso de  Derechos de Autor y asesoró a autores y otros profesionales de las industrias creativas. Fue Directora Ejecutiva de la Unión Brasileña de Compositores – UBC, tiempo durante el cual se desempeñó como miembro de la Junta Directiva de la CISAC.

Hablamos con Marisa sobre su proyecto familiar IANAH y el potencial de la industria musical de Brasil.

Sabemos que IANAH es un proyecto muy especial dentro del mundo editorial. ¿Por qué nació IANAH y cómo ha sido el camino hasta ahora? Cuéntanos un poco sobre tu historia y tu relación con los compositores.

IANAH es una empresa familiar. Formamos una sociedad, mi hijo y yo, para constituir una persona jurídica que nos represente legalmente en las actividades de cada uno de nosotros, las cuales están relacionadas. Alberto Continentino, mi hijo, es un músico genial, excelente compositor, productor e instrumentista amado por los músicos. Soy una abogada de derechos de autor y tengo una larga experiencia en el negocio de la música. Antes de Ianah, fui socia de una editorial / sello discográfico y fui presidente de la asociación de editores durante un tiempo. Al terminar mi Doctorado en Relaciones Internacionales, fui nombrada Directora Ejecutiva de la UBC.

Después de dejar mi puesto en UBC, hemos creado a Ianah para que organizara nuestras actividades. Formateé y puse a trabajar a una editorial con repertorio de compositores. Poco a poco, fueron llegando sus socios y socios de socios. Son un grupo de excelentes compositores, increíblemente creativos, competentes y profesionales. Antes de convertirme en abogada, fui una profesional de la música durante muchos años. Fui música profesional y enseñé música durante mucho tiempo. Conozco la vida de músicos y compositores. He vivido con ellos toda mi vida. Mi madre es nuestra profesora, yo soy de una familia de músicos.

¿Cuáles son los mayores desafíos para IANAH y sus miembros en la era del consumo de música digital?

El mayor desafío para una pequeña editorial es encontrar servicios confiables y eficientes para administrar el repertorio, considerando que gran parte de los ingresos tradicionales de las editoriales se transfieren, con creciente intensidad, a los servicios online, un espacio en el que millones de canciones conviven juntas y generan micro recetas. Un pequeño y sofisticado catálogo genera micro recetas. En consecuencia, el costo de administrar el repertorio es más alto que la receta producida, lo que la hace económicamente inviable.

En el mundo digital, en un entorno en el que diariamente se ponen a disposición del público decenas de miles de nuevas grabaciones, sobreviven grandes catálogos que tienden a sumarse cada vez más. Conocemos el tamaño del mercado online y el potencial infinito de crecimiento. En esta realidad, la lucha por la cuota de mercado es extremadamente feroz, la tendencia de concentración es implacable. Para los más pequeños, aquellos que cultivan una marca boutique, la única posibilidad de sobrevivir es la gestión colectiva.

En Brasil, la gestión musical colectiva está tradicionalmente involucrada en la ejecución pública. Por lo tanto, los demás derechos quedan en manos de los editores. El editor independiente no puede cobrar directamente sus derechos a los proveedores de servicios. Yo diría que en Brasil faltan servicios que ofrezcan acceso a software de gestión y mantenimiento de datos de repertorio, así como servicios de procesamiento para la distribución de los montos recibidos. Echo de menos soluciones que permitan que los usuarios compartan los costos de desarrollo y mantenimiento de la infraestructura de software y la inteligencia de gestión. En lo que al exterior se refiere, la situación se complica aún más porque la solución de la tradicional subeditora no funciona para catálogos pequeños que requieren trabajo y escasos ingresos. Es por eso que he estado tratando de conocer empresas que operan en varias regiones del mundo, ofreciendo servicios a editores de música, incluidos pequeños catálogos. Este es un tema que me interesa mucho.

En todos los medios desde hace algunos años se habla del potencial de la industria musical brasileña como una fuerza increíble capaz de conquistar los 4 rincones del mundo con sus melodías. ¿Qué queda por hacer para que esto sea una realidad?

Ya no puedes pensar así. El entorno del streaming pone a disposición del público, en los cuatro rincones del mundo, “todo” el repertorio existente de música grabada. La música brasileña está en este universo de la música y no hay estantería, ni papelera para separar. La gente busca música, la escucha, le gusta, el algoritmo observa, ofrece nueva música y este viaje nos lleva a tantos lugares y épocas. Esta amplitud de alcance desnacionaliza. Todos buscan y escuchan la música con la que se identifican, o simplemente la música que les gusta. Hay gente que es más curiosa y hay gente que es más conservadora, que no se cansa de sus favoritos. No sé si aún queda espacio, o si esta idea de la fuerza de la música brasileña en los cuatro rincones del mundo tiene sentido. Creo que ya no existe el “sello” de la música brasileña que existía en los estantes de las tiendas de discos.

¿Cómo conciliar la carrera de una abogada como usted con la gestión de una editorial? ¿Te ayuda tu pasado como CEO de UBC?

No actúo como abogada, en sentido estricto. Estoy bien informada sobre cuestiones de derechos de autor y el negocio de las industrias creativas. Tengo conocimientos en el área, larga experiencia e interés en todo lo relacionado con este universo. Entonces, me veo más como una asesora, una consultor en el área del negocio de los derechos de autor. El editor es parte de esto. Trabajo para varios compositores, ya sea brindando servicios de consultoría o como editor que documenta el repertorio, autoriza, cobra, recibe y busca oportunidades para el desarrollo de catálogo.

Deja una respuesta